¿Cómo vender Software Libre?

¿Cómo vender Software Libre? ¿Por qué `hay que´ comprarlo?” ha sido el título oficial de mi presentación en la OpenExpo el pasado 2 de junio en la sala FINODEX.Vender SwL

Mi meta fue aportar una nueva perspectiva a la cansina, recurrida y razonada colección de contundentes cualidades que ofrece el Software Libre (SwL). Y, por lo visto en el público, creo que acerté y sorprendí.

Empecé presentando mi experiencia comercial fuera del ámbito tecnológico, mi perfil profesional y la manera como descubrí el SwL. Fue tal mi entusiasmo que en poco tiempo me puse a tocar puertas para divulgarlo: ayuntamientos, partidos políticos en propio Parlamento de Galicia e institutos fueron las primeras.

Fui perfeccionando mi discurso con la experiencia, explicando a públicos atentos que preguntaban sus dudas apenas al final de mis intervenciones, es decir, tras recibir una información estructurada. Probé y abordé el asunto desde diversas perspectivas. Gané visibilidad, pero no solo eso.

Con ambos factores clave (público que recibe información estructurada y visibilidad), es fácil concluir que empresarialmente disponía de importantes ventajas para comenzar el crecimiento empresarial. Pero no fue así. Bastó un cambio de gobierno y la crisis económica para entrar en pánico. El cambio fue radical, de ahí mi advertencia en la diapositiva diez.

Con este asfixiante panorama, había que intentar convencer y vender ‘a puerta fría’, personalmente el peor de los escenarios. ¿Cómo hacerlo? ¿Explicando las maravillas del SwL que todos conocemos, que todos ya hemos abordado, del que tanto se ha escrito*, del que tantos casos de éxito hay, lo que la propia GNU muestra… en apenas unos instantes, a veces incluso en un cafetería, y de manera anárquica? ¡No! Por favor, no. Harto estoy de hacerlo.

Explicar el resto de las diapositivas requeriría más tiempo del que dispongo y quiero dedicar a esto de ‘vender SwL’. Tan solo dejo mi propuesta conclusiva: vende soluciones, no SwL.

Y, si no te convence, todo bien, sigue leyendo infinitos artículos*, casos de éxito y mosqueándote cuando te inunden a preguntas de todo tipo vomitadas sin control de las que, por supuesto, sabes todas las respuestas (y lo digo completamente en serio).

*Curiosamente cuatro días después de mi intervención, un artículo prácticamente con el mismo título fue publicado por Álvaro, un colega con el que he compartido eventos y cañas 😉

 

 

Share

Deja un comentario

Uso de cookies y aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies